Moldavita

 Origen 

Moldavita es el nombre dado a un meteorito que cayó sobre nuestra tierra hace 15 millones de años. El área donde aterrizó está ubicada en una pequeña región de la Republica Checa.

Existen dos teorías para su origen y ambas aceptan el origen como producto de un impacto de meteorito: la primera postula que el material que las forma es casi completamente de origen extraterrestre; la segunda, postula que el impacto funde el material de la superficie terrestre y lo catapulta cientos de kilómetros alrededor del punto de impacto y los materiales fundidos se solidifican en vidrio.

Historia

Su nombre proviene del valle del río Moldavia (Vltalva-Moldau) al norte de Praga (República Checa), donde se obtuvieron las primeras muestras clasificadas. Como un fenómeno relativamente nuevo para la comunidad científica, esta extrana piedra verde fue mencionada por primera vez en literaturas científicas en 1787 por Josef Mayer de la Universidad Charles en Praga, mientras que el nombre alemán Moldavit fue usado por primera vez por el Dr. Franz Xaver Maximilian Lippe en 1836.

Algunos creen que lo que da a esta sustancia su consistencia semejante al vidrio, es la fusión de un meteorito casi líquido con el alto contenido de silicio del suelo. También se piensa que el alto contenido de hierro del suelo, le da a la Moldavita su sorprendente color verde. Es la única sustancia extra terrestre que es considerada de una calidad de gema, pues puede ser tallada en cualquier forma y además, es translúcida y en muy raros casos, transparente.

A la Moldavita se conoce desde tiempos muy antiguos. Uno de los ejemplos más interesantes es Egipto, en donde ha sido encontrada en las Grandes Pirámides y en las tumbas. Las conexiones entre los egipcios y las constelaciones de Orión y Sirio son muy conocidas. No es coincidencia que la Moldavita sea de Orión. Esta piedra está relacionada con la energía del fuego y también fue conocida como la Piedra de Ra.

Los tibetanos veneraban esta piedra colocándola sobre sus cabezas. Le atribuían un origen celestial, creyendo que procedía de la constelación de Orión.

Podemos encontrar su nombre en sánscrito: “Agni mani” que significa “perla de fuego”. Su uso en Europa data desde la prehistoria, Periodo Paleolítico Superior (Hombre del Cro-Magnon), ya que se han encontrado algunos amuletos de estas piedras en la estatua de Venus de Willendorf (Austria), creada hace 29.000 años. 

La moldavita ha sido utilizada en joyas y coronas de paises europeos por cientos de años. En los antiguos escritos de distintas civilizaciones donde se menciona la esmeralda como una gema mágica y poderosa, probablemente se referían a lo que hoy conocemos como moldavita. Se especula que las Tablas Esmeralda de Thot fueron en realidad Moldavita.

Usos Energeticos


La Moldavita no se activa como los demás cristales y cuarzos que conocemos, se activa con quien la posee, cuando éste está listo y tiene la intención genuina de servicio de luz. Algo así como “Cuando el estudiante está listo, el maestro llega“. Se activa cuando tu alma desea, y tiene la intención de evolucionar y despertar a nuevos estados de conciencia. 



Su vibracion ayuda a aquellas personas que son muy sensibles e influenciables por sentimientos y emociones profundas, estas personas suelen ser seres que vienen a ayudar a elevar la vibración del planeta, y en esta época de transición les resulta difícil adaptar su vibración espiritual a la densidad de este plano, por lo que necesitan asentarse, para ello también se usan minerales como el Hematite, Cuarzo Ahumado, Rubí o Turmalina negra. 

  

          Turmalina Negra                                                       Hematite                                                   Cuarzo Ahumado

Afín al chakra coronario, lo abre preparándolo para la llegada del más elevado guía espiritual, acelerando el crecimiento espiritual, si se coloca en el chakra de la garganta (Vishuddha), comunica mensajes interplanetarios, sobre todo aquellos relacionados con la sanación de nuestro planeta. Facilita los viajes en el tiempo tanto al pasado, como al futuro, siempre bajo un punto de vista de aprendizaje espiritual, bien para aprender de experiencias pasadas, y los propósitos en esta vida, bien para comprobar el resultado de acciones en el presente, y actuar de la forma más adecuada espiritualmente, también nos muestra en estos viajes nuestro potencial como seres integrales.

Es importante no limpiarla con sal, pues dañaría su superficie.

0 comments