Lamia, La Leyenda

Lamia de Herbert James Draper
La Lamia, una criatura femenina de la mitología y el folclore grecolatinos, es caracterizado como asustaniños y seductora terrible y constituye un antecedente de la vampiresa moderna. A menudo se la asocia con Empusa –cultura  griega- o Lilith –cultura  hebrea-.

Según la mitología Grecorromana, Lamia –hija de Poseidon y Libia- fue amada por Zeus y victima de los celos de Hera. Existen varias versiones acerca de la venganza que Hera tomo en su contra. Ya sea que la transformo en un monstruo y luego mato a sus hijos o los mato y la pena y dolor la transformaron, la condena era que no pudiera cerrar los ojos y tener siempre presente la imagen de sus hijos muertos. Fue entonces, Zeus quien le otorgo el don de quitarse los ojos para poder descansar. Mitad serpiente y mitad mujer, Lamia sentia mucha envidia de las madres y se devoraba a sus hijos. Es por esto que ellas amenazaban a los niños traviesos con este monstruo.

Existen algunas tradiciones las cuales dicen que a pesar de la venganza de Hera, “Sibila” –una profetisa capaz de ver el futuro- era el fruto de la relacion entre Lamia y Zeus.

En la mitologia Vasca e Ibera, las Lamias son genios casi siempre femeninos, extremadamente bellos que rondan los rios y fuentes y peinando sus largas cabelleras con un peine de oro. Sus extremidades son de animales: pies de pato, cola de pez, garras de ave, etc. Siempre amables –a no ser que se les robe su peine, caso en el que se vera toda su furia- suelen enamorarse de los mortales y tener hijos, mas no casarse ya que no pueden pisar tierra consagrada.

Tambien se las encuentra en el folklore Bulgaro en donde tienen varias cabezas, alas y aliento de fuego, se alimentan de sangre humana y moran en cuevas o el subsuelo. En esta region la Lamia no tiene sexo, pero se la suele considerar femenina. 

0 comments