Baikal: Belleza Y Misterios De Un Lago

La Belleza Y La Realidad

El lago Baikal –de origen tectonico y ubicado entre Óblast de Irkutsk y la República de Buriatia en la región sur de Siberia, Rusia- es el lago más profundo del mundo y el séptimo con la superficie más grande. También es considerado unos de los mas antiguos, luego de lago Tanganica del noreste de África, y el lago Biwa de la isla de Honshu en el centro de Japón. 

Conocido como “El ojo azul de Siberia” o “La perla de Asia” –ya que sus aguas son extremadamente cristalinas-, y totalmente rodeado por montañas, el Baikal concentra un veinte por ciento del agua dulce no congelada del mundo y una increíble biodiversidad. Aun así, el establecimiento de una planta de procesamiento de pulpa de madera y celulosa –la cual perdura hasta el día de hoy- vierte sus desechos en el sur del lago. 

Muy poco se conocía del Baikal hasta la construcción del Tren Transiberiano. El Ferrocarril Circumbaikal –perteneciente a la red de este tren- bordea una gran parte del lago a través de sus doscientos puentes y treinta y dos túneles.

De La Realidad A Los Misterios 

La Criatura 

Las historias de “Lusud-Khan” o “Usan-Lobson Khan” –que significa Dragón Maestro Del Agua- datan de cientos de años atrás y hablan de una criatura con apariencia de esturión gigante, hocico prominente y con un gran lomo. También existen relatos de pescadores que describen gigantescas criaturas en la superficie del lago u oscuras formas nadando en el fondo. 

Estos monstruos han sido representados en petroglifos en los acantilados del lago como así también en una piedra tallada a mano –datada entre el siglo tres y nueve A.C.- y que se encuentra en la orilla del río Yeniséi, cerca del pueblo Askiz. 

Ovnis 

Luces extrañas sobrevolando la superficie del lago, desplazándose debajo del agua o emergiendo de ella para perderse en el cielo, han sido reportadas desde siempre. Pero las mas interesantes –o que quizás descorren un poco la nebulosa de los rumores- son las que emergen de la desclasificación de documentos de la Era Soviética, en los cuales se detallan numerosos incidentes y avistamientos. Allí se describe cómo en 1958, un avión ruso Túpolev Tu-154 se estrelló en las aguas del lago después de que supuestamente fuera perseguido por un ovni. Y en 1977, un sumergible de exploración científico llamado “Paysis” se encontraba a mil doscientos metros de profundidad, cuando el foco del sumergible se apagó y los miembros del equipo quedaron en completa oscuridad, hasta que vieron un rayo muy brillante el cual se mantuvo fijo delante ellos durante varios segundos antes de que comenzara a parpadear. Los expertos nunca fueron capaces de explicar el origen de la misteriosa luz. 

Desapariciones 

Las desapariciones de barcos también se suman a la lista de extraños acontecimientos. Y aunque estas quizás pudieran tener explicaciones naturales, bien vale la pena hablar de ellas. Las teorías van desde “remolinos” en el agua que succionan las embarcaciones, hasta espejismos –a veces acompañados de anómalas perturbaciones magnéticas- consecuencia de las propiedades únicas del lago.

2 comments

  1. Hola Sil, no habia pasado por tu blog y sorpresa cuando veo este tema del lago Baikal, que lo posteastes antes jaja que casualidad, estaba en eso de que postear entre varios temas y me decidi por el del lago, parece que nos atraen los mismos temas...
    un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Me ha pasado lo mismo varias veces al pensar un tema y "zas!" paso por tu blog y esta ahi. Telepatia? Un abrazo!

    ResponderEliminar